deleitar

flecha
mano confiteria

Con una espectacular vista a los cerros y al laberinto,podes disfrutar de nuestra confitería. Semillas, frutos, flores, hongos esa es la base de nuestra cocina, una cocina que se produce con el entorno.

delitar

Sinónimo de sabiduría, conocimiento, madurez y protección los árboles son considerados sagrados en diversas culturas.

En el Laberinto Patagonia los árboles son los custodios soberbios de nuestros sueños.

Nogales, castaños y perales; cerezos, guindos y membrillos; duraznos, ciruelos y manzanos son algunas de las variedades que crecen en el entorno del laberinto. Estas y otras tantas especies nos brindan resguardo, sombra y frutos, perfuman las mañanas y las tardes y, sigilosamente, nos invitan a convertir nuestra tierra en un templo. Esas moles, tan quietas pero tan vivas, nos hablan del paso del tiempo, de la evolución de la Tierra y de nuestra propia evolución como raza e individuos.

delitar
delitar
delitar
delitar
delitar
delitar

Los manzanos se desarrollan al ritmo anual del Sol y verlos crecer es un poco como entender el funcionamiento del Universo entero.

En 1987 elegimos plantar, a 200 metros del laberinto, justo a la vera del río, seis variedades de manzanos: Fuji, Topaz, Grand Smith, Pink Lady, Gala y Red Delicious. Algunos años más tarde plantamos, a tan solo 30 metros del laberinto, 85 manzanos enanos que hoy son un emblema de nuestra chacra.

delitar
delitar
delitar
delitar
delitar
delitar
delitar
delitar
delitar

La nuez, ese fruto exótico y exquisito, es la intersección entre la vida y la muerte. Algunas culturas plantan nogales en los cementerios, como si estos milenarios y prominentes árboles, que pueden llegar a medir hasta 40 metros de altura, fueran los guardianes del alma que se está yendo. Otros pueblos, sin embargo, plantan nogales cuando un niño nace, probablemente como homenaje al porvenir, porque son de crecimiento y floración lenta. Pero en cualquiera de los casos, y quizás debido a la forma extraña de su fruto, el nogal está asociado con la pulsión de la vida o el tránsito entre un mundo y otro.

delitar
delitar

Recorrer un laberinto activa la parte derecha de nuestro cerebro y por lo tanto promueve la intuición y la creatividad.

imgae-footer